Los más grandes “secretos” de la Fórmula 1

En la Fórmula 1 hay cosas que las personas comúnmente no saben, debido a que sólo los más entendidos en este deporte se han dado a la tarea de entender, la magia de este deporte está en sus vehículos, conductores habilidosos, y en la tecnología aplicada al automovilismo que cada temporada trae buenas cosas a los espectadores.

Empecemos con la forma en que se puede ir en reversa con los coches de este deporte, por cuanto no existe una palanca o botón para poder hacerlo, sino que se debe presionar el botón de neutro, para poder ir en reversa, empujando durante poco más de 30 milisegundos la palanca hacia abajo. Otro dato interesante tiene que ver con el peso de los motores, que contrario a la creencia de la mayoría de las personas, al ser tan potentes no son correlativamente pesados, debido a que sólo pesa noventa y cinco kilos un ejemplar V8 de estos motores. Además, estos monoplazas pueden ir de cero a cien kilómetros en tal sólo dos segundos y medio.

Lo asombroso de estas obras maestras de la ingeniería mecánica hecha por trabajadores de distintos gremios es que se pueden desmontar y ensamblar de nuevo en menos de ocho horas, aunque están formados por casi ochenta mil componentes, y requiere una gran pericia y conocimiento para poder ser ensamblado. Además, es súper interesante que el piso de estos vehículos no dista más de 50 milímetros del suelo, y puede estar hasta diez milímetros pegado al suelo.

Los neumáticos de estos coches no duran más de 120 kilómetros, muchísimo menos que la duración de los neumáticos comerciales, que nunca duran menos que los 60 mil km. Además de esto, una manguera de suministro de gasolina en esta categoría puede dispensar hasta 12 litros por cada segundo, necesitando sólo 4 segundos para llenar un tanque entero del monoplaza.

Hay muchos otros misterios y datos curiosos de la Fórmula 1 que están allí para quienes saben buscarlo. Si sabes de alguno, anímate y explícalo en la sección de comentarios.