Los autos ecológicos, como saber comprar uno

El combustible fósil ha sido un problema para los países no exportadores de petróleo puesto que siempre están al alza y es un mercado demasiado volátil, además de que son altamente contaminantes. Razón por la cual, los centros de investigación automotriz han apostado por el desarrollo de combustibles limpios, que no sean derivados del petróleo para ayudar a frenar la contaminación de la atmósfera. Las investigaciones van adelantadas en lo que respecta a otras fuentes de energía que permitan tener combustibles más limpios, más ecológicos y que se puedan usar en todos los coches del planeta.

Las investigaciones también van dirigidas a los autos que llevarán estos combustibles, puesto que se apuesta por la economía en el manejo de recursos, por lo que estos primeros autos alternativos son un poco más lentos que los autos que necesitan de combustibles fósiles. Os presentamos algunos coches que utilizan fuentes alternas de energía y combustibles.

Tenemos a los ya famosos coches eléctricos

La novedad de estos vehículos es la simplicidad de sus motores, lo que sí es un pequeño impedimento es la gran cantidad de pilas de hierro y litio que utilizan. El tiempo de carga varía de una a ocho horas dependiendo del nivel de carga de las baterías y si podéis comprar un módulo de carga de acción rápida. Marcas como Nissan y Reanult han desarrollado modelos eléctricos los cuales son compactos, de muy bonito diseño si os gustáis el estilo y el buen gusto y son de muy bajo peso para aprovechar las horas de autonomía de los coches.

La hibridación de fuentes de energía en los coches ya es una realidad

Estos vehículos aparte de tener su motor de combustible fósil, tienen un módulo secundario el cual es eléctrico. Este tipo de motor dual multiplica la autonomía de estos coches, este segundo motor le asiste en condiciones de baja velocidad, y en condiciones naturales adversas, en los que el gasto de gasolina es excesivo. Estos vehículos no necesitan carga ya que aprovechan la fuerza eléctrica del motor principal para cargarse, generando así un ciclo de carga muy eficiente, sin embargo, podéis encontrar vehículos híbridos de carga externa, pero tenemos que deciros que son muy costosos.

Podéis optar por lo coches de energía eléctrica con gran autonomía

El sistema de motores de estos coches es contrario a los híbridos normales, puesto que el motor principal es eléctrico y el módulo de asistencia es el motor a gasolina. Este módulo es invertido con el fin de aportarle una autonomía bastante considerable a los vehículos, lo cual supone el gran problema de estos motores eléctricos, su poca autonomía. El motor a gasolina funciona estrictamente para cargar el motor principal, además, este motor puede cargarse con módulos externos. Esta combinación de cargas y un motor secundario de combustible fósil hace que la autonomía de estos coches se duplique con respecto a los coches eléctricos comunes.

Podéis optar por coches aprovisionados de celdas de hidrógeno

Este vehículo trabaja de forma que, en vez de obtener fuentes externas de energía para su funcionamiento, lo hace con reacciones químicas, en las que combina oxígeno e hidrógeno, esta reacción libera energía para hacer funcionar el coche y simultáneamente también expide agua a través de su motor. La inestabilidad del hidrógeno es el que hace que estos coches sean peligrosos debido a sus altos costos de mantenimiento, si se lograse estabilizar este elemento para que no causase ningún problema, se seguro todos tendríais un coche de estos en vuestra casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*