Israel quiere convertirse en el primer país en disponer de una flota de automóviles íntegramente eléctricos

El ministro de energía del país Israel ha revelado a la prensa internacional las intenciones en el futuro inmediato que posee este país hebreo para disminuir el consumo de combustibles fósiles y altamente contaminantes que causas extraordinarias tasas de polución. Sumándose al grupo de países que planean impedir la comercialización de los automóviles que utilizan diésel o gasolina, Israel pretende ser el primer país en eliminar el comercio de dicho tipo de vehículos ya que plantea que dicha prohibición entre en vigencia dentro de los próximos doce años, es decir para el 2030.

En todo el mundo ya se han comenzado a replantear el uso de combustibles como la gasolina para disminuir el uso de dicho carburante y comenzar a promover la utilización de otros tipos de energía más limpias y ecológicas, como lo es la energía eléctrica. Muchas naciones ya comienzan a diseñar proyectos para los próximos veinte o treinta años relacionados con la creación de toda la infraestructura necesaria para los vehículos eléctricos, no obstante, el gobierno israelí proyecta este tipo de iniciativa para que se ejecute de manera inmediata en los próximos años.

Para poder cumplir con este objetivo, el gobierno israelí está diseñando una serie de planes que abarcan diferentes factores necesarios que permitan el reemplazo absoluto de los vehículos que utilizan diésel o gasolina por las unidades móviles eléctricas. Primeramente, en Israel se está potenciando e invirtiendo en la industria de fabricación de automóviles eléctricos para generar una mayor producción que permita que dichos vehículos sean mucho más asequibles y que además se pueda saciar toda la demanda requerida para crear una flota nacional de automóviles eléctricos.

Otro de los aspectos en los que está invirtiendo Israel para impulsar esta propuesta se basa en producir toda la logística e infraestructura que requieren los vehículos eléctricos, es decir, las estaciones de recarga eléctrica de las baterías, etc. Ahora bien, en el caso de los camiones de carga y transporte que son vehículos altamente influyentes en la economía de dicho país, el proyecto plantea sustituir los camiones que utilizan diésel por unidades con sistemas de combustión propulsados por gas natural, el cual es el combustible más ecológico de la actualidad debido a las pocas emisiones contaminantes que producen.

La realidad indica que los autos eléctricos aun no disponen de credibilidad y confianza del consumidor quien aún prefiere los vehículos de combustión interna, sin embargo, tal y como menciona el gerente de Desatascos, si un país como Israel logra que toda su población comience a utilizar rápidamente los automóviles eléctricos esto será un importante respaldo y apoyo a dicha tecnología que mejorar la percepción del consumidor con respecto a los vehículos y automóviles eléctricos.

Una de las ventajas que posee Israel es que extensivamente es un territorio pequeño en comparación con otros países que también se plantean esta idea, por lo que será mucho más fácil la construcción de toda la infraestructura para una flota de vehículos eléctricos, es por ello que el gobierno espera que para el 2025 ya se encuentren circulando más de ciento setenta mil unidades vehiculares eléctricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*