El futuro de los automóviles girara en torno al servicio streaming según los especialistas

Desde que las empresas de distribución de contenido multimedia digital tales como Netflix o Spotify comenzaron a tener un importante éxito comercial con la plataforma digital denominada “Streaming”, muchos otros sectores comerciales han comenzado a implantar este sistema que tiene como primicia permitirle al usuario utilizar o disponer de un archivo o servicio sin necesariamente ser dueño del mismo. La plataforma Streaming se basa en brindarle al usuario un producto el cual obtendrá durante el momento en que requiera utilizarlo, lo que significa que el producto no será propiedad del usuario, por ello este tipo de servicio es tan popular para la comercialización del material discográfico o audiovisual de muchos artistas, sin embargo, algunos empresarios innovadores están apostando por trasladar el principio del Streaming al sector automotriz.

Una de las empresas pioneras en la idea del servicio Streaming para automóviles es la marca estadounidense Cadillac, la cual desde hace un par de años ha iniciado a promocionar un paquete que pueden adquirir sus usuarios para poder disponer cualquiera de los modelos de vehículos que ofrece la marca e intercambiar el automóvil seleccionado por otro modelo diferente cuando el cliente lo requiera. Este servicio ofrecido por Cadillac cuenta con una atención al cliente rápida e inteligente, puesto que con solo utilizar su teléfono celular el usuario podrá solicitar el reemplazo de vehículo por el modelo que desee y en menos de 48 horas un empleado de la marca se aproximará a la ubicación del usuario con el nuevo automóvil.

Por obvias razones, Cadillac no va a renunciar por lo pronto a la venta convencional de vehículos, no obstante, el servicio de suscripción de vehículos o plataforma Streaming ya se plantea como el futuro del marketing comercial de las empresas automotrices y muchas marcas ya han tomado la iniciativa de Cadillac para comenzar a ofertar este sistema. Por el contrario, los usuarios y ciudadanos acostumbrado a la manera convencional de comprar vehículos no concuerdan con las aspiraciones de los propietarios y empresarios de la fabricación y venta de automóviles, puesto que según el joven trabajador de Cerrajeros, José Alcantara, todas las personas aprecian sentirse propietarias de sus pertenencias, incluido los vehículos, además muchas personas desarrollan una empatía y relación muy amena e íntima con sus automóviles.

En Europa, la marca Volvo es la primera en sumarse al estilo Streaming del comercio de vehículos ofertando una suscripción que engloba no solo el uso de los vehículos sino también la reparaciones y mantenimientos pertinentes. Los especialistas predicen que para el año 2030 se registrara una reducción significativa en la cantidad de unidades automóviles que integran la flota de vehículos activos a nivel mundial, ya que con el creciente mercado de los automóviles Streaming o compartidos, muchas personas podrán satisfacer sus necesidades vehiculares con una sola unidad de transporte. Aunque en el mercado automovilístico moderno aun imperara la forma convencional de compra y venta de automóviles, la plataforma Streaming de vehículos se convertirá rápidamente en el prevaleciente modelo de negocio automotriz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*