‘Dónde vas Alonso XII’

El futuro de Fernando Alonso, a día de hoy, sigue en el aire.

Algunas fuentes como The Times informan de que todo depende de cómo se encuentre con el nuevo McLarnen MP4-31 que ha sido presentado esta semana por internet.

fernando-alonsoEl piloto asturiano no ha tenido fortuna desde hace ya tiempo dando tumbos de escudería en escudería sin conseguir resultados reseñables. ¿Qué fue de aquel ‘Magic Alonso’ que nos hacía trasnochar para verle conducir en Malasia con un Renault por el que prácticamente nadie daba un euro? ¿Dónde quedan las comparaciones, a mi parecer algo atrevidas, con un Michael Schumacher que marcó un antes y un después en este deporte? Hasta los ojos de Antonio Lobato parecen haber perdido su brillo en las retransmisiones de los grandes premios las últimas temporadas.

Esperemos que éste sea de nuevo el año del asturiano, porque el conformismo y la resignación con las que nos deleitaba el año pasado eran lo único con lo que uno podía medio emocionarse si seguía una carrera de Fórmula 1 en 2015.

Al menos Fernando nunca ha perdido el sentido del humor y estos recientes años atrás hemos podido ver su cara más humana y terrenal bromeando cada vez que le fallaba el motor, que sus mecánicos se liaban con las tuercas de una rueda en boxes o cuando la mejor opción del fin de semana era abrir una silla y sentarse a tomar el sol mientras el resto de pilotos seguían dando vueltas.

De momento parece que todo está en el aire y que no habrá nada claro hasta que comiencen a rodar todas las escuderías, pero por el bien del deporte, del espectáculo y de los amantes de la Fórmula 1, esperamos que las cosas cambien un poco este año y no veamos la hegemonía tan aplastante e incluso aburrida de Red Bull como viene sucediendo últimamente.

Peaje

Imaginemos por un momento que somos el conductor de un camión. Vamos tan contentos por la autovía en nuestro mastodonte de cuatro ejes con semirremolque, escuchando nuestro disco favorito de Camela y mirando por el rabillo del ojo el escote de la rubia que ocupa el asiento de acompañante del BMW que nos acaba de adelantar…
De repente, llegamos al peaje:

-Buenos días
-Nos…
-Son cuatro cincuenta, ¿no?
-Eso depende señor ¿Va usté cargado?…
-Meloexplique
-Es que la UE viene de aprobar una nueva normativa, señor. Los turismos y camiones de cerrajero 24h Valladolid vacíos pagan la tarifa estándar, pero si va usted cargado está usted empleando la capacidad de nuestra autopista para su negocio.
-¿y?
-Tiene que pagar además un 1% de los beneficios que obtenga del viaje, en concepto de retribución por el uso de nuestra red.
Comprenda, señor, que por el hecho de llevar mercancías al otro lado de la autovía está actuando en competencia desleal con nosotros, ya que su servicio evita que los consumidores tengan que cruzar la autopista y pagar el peaje para ir a comprar esa mercancía para cerrajero economico Salamanca.
Así pues, en última instancia, ya que usted lleva su mercancía a los consumidores éstos no hacen uso de los servicios de nuestra autopista. ¡No le da vergüenza! además de llevarse su tajada de la venta de estos productos ¡está usted ejerciendo un monopolio de facto! ¡va usted a matar las autopistas! ¡ASESINO!

¿Estúpido, no? Cambiemos camión de mercancías por contenidos digitales y autopista por operadores de redes de comunicaciones y, como decían Tip y Coll: “Observe la tontería

La primera carrera automovilística en la historia

El diecinueve de diciembre en el año 1893 se publicó en el diario Petit Journal de Paris una convocatoria inédita, que realizó un periodista de apellido Giffard, quien llamaba a realizar una prueba que para el momento era insólita, y que se celebraría en el mes de julio del año siguiente, sin saberlo Giffard convocaría una prueba que daría nacimiento a todo un deporte, y que quedaría en los libros de la historia del sector automovilístico. Sólo había pasado una década desde que el primer coche estuviese en las calles, pero ya existía la inquietud respecto de cuál de los vehículos sería el más poderoso, y con este concurso convocado por el periodista, se intentaba que los pilotos recorrieran 126 km, saliendo desde Paris, hasta llegar a Rouen, teniendo paradas preestablecidas para que se pudiese desayunar.

En esta carrera se iban sumando los tiempos logrados por los pilotos en cada etapa, y el que tuviese al final el mejor promedio de tiempo era el ganador; y es que contrario a lo que se piensa la competencia se pensó detalladamente y se realizó con reglas claramente establecidas que le dieron un toque de credibilidad interesante.

El primer día de esta competencia hubo una exhibición de los coches, los cuales eran atracciones para las personas que llegaban a contemplarlos. Un Peugeot y un Panhard&Levassor ganaron esta etapa de exhibición. Estos vehículos eran muy similares a los que se usaban para ser impulsados por caballos, y para darles dirección se usaban o manillares o volantes. En retrospectiva, debió ser una experiencia completamente novedosa e impactante presenciar la primera carrera de ese tipo, esperando en una acera mientras transitaban estos vehículos humeantes, ruidosos y veloces. El premio para los ganadores fue de cinco mil francos, el cual quedó empatado entre los vehículos que habían ganado también la etapa de exhibición. Esta carrera fijó los cimientos sobre los cuales se construyó todo un deporte que a día de hoy tiene millones de seguidores a lo largo del mundo, y que hace que la adrenalina fluya por las venas de todas las personas que viven este deporte de alguna forma.

Un diluvio quita espectáculo a las 500 Millas de Indianápolis

Una de las carreras más esperadas de la temporada tuvo un invitado nada especial, y encima hizo que la carrera perdiera mucha vistosidad y espectáculo, puesto que muchos pilotos no quisieron arriesgar por miedo a tener una accidente, y es que la carrera estuvo suspendida más de tres horas por la fuerte lluvia que caída, y al final los pilotos solo dieron 166 vueltas de las 200 que se tenían que dar, por lo que los espectadores se quedaron sin ver las últimas 34 vueltas.

500 indiDe todo esto se aprovechó el escocés Dario Franchiti, pero es que el piloto escocés se puede dar por satisfecho al ganar una carrera que nunca pensó que podía ganar, puesto que la suerte le vino de carerra, puesto que cambio la rueda derecha cuando el cielo comenzaba a taparse, y eso benefició a la carrera que realizó, puesto que arriesgó mucho con la lluvía y se pudo poner primero, por delante de Tony Kanaan y Sam Hornish Jr qeu iban primero y segundo respectivamente.

La representación femenina la encabezó Danica Patrick que estaba haciendo una carrera muy buena, incluso llegó a rodar segunda en la clasificación, pero la lluvía hizo que arriesgara mucho menos y quedara en octava posición, en la décimooctava entraba Sarah Fisher y la última Mikka Duno tuvo que retirarse al chocar contra una pared del circuito.

Los más grandes “secretos” de la Fórmula 1

En la Fórmula 1 hay cosas que las personas comúnmente no saben, debido a que sólo los más entendidos en este deporte se han dado a la tarea de entender, la magia de este deporte está en sus vehículos, conductores habilidosos, y en la tecnología aplicada al automovilismo que cada temporada trae buenas cosas a los espectadores.

Empecemos con la forma en que se puede ir en reversa con los coches de este deporte, por cuanto no existe una palanca o botón para poder hacerlo, sino que se debe presionar el botón de neutro, para poder ir en reversa, empujando durante poco más de 30 milisegundos la palanca hacia abajo. Otro dato interesante tiene que ver con el peso de los motores, que contrario a la creencia de la mayoría de las personas, al ser tan potentes no son correlativamente pesados, debido a que sólo pesa noventa y cinco kilos un ejemplar V8 de estos motores. Además, estos monoplazas pueden ir de cero a cien kilómetros en tal sólo dos segundos y medio.

Lo asombroso de estas obras maestras de la ingeniería mecánica es que se pueden desmontar y ensamblar de nuevo en menos de ocho horas, aunque están formados por casi ochenta mil componentes, y requiere una gran pericia y conocimiento para poder ser ensamblado. Además, es súper interesante que el piso de estos vehículos no dista más de 50 milímetros del suelo, y puede estar hasta diez milímetros pegado al suelo.

Los neumáticos de estos coches no duran más de 120 kilómetros, muchísimo menos que la duración de los neumáticos comerciales, que nunca duran menos que los 60 mil km. Además de esto, una manguera de suministro de gasolina en esta categoría puede dispensar hasta 12 litros por cada segundo, necesitando sólo 4 segundos para llenar un tanque entero del monoplaza.

Hay muchos otros misterios y datos curiosos de la Fórmula 1 que están allí para quienes saben buscarlo. Si sabes de alguno, anímate y explícalo en la sección de comentarios.

Posted by / February 18, 2016 / Posted in Motor

Yamaha no tiene patrocinadores

Parece mentira que un equipo que cuenta con el mejor piloto del mundo este falto de patrocinadores, una situación muy extraña y más cuando faltan pocas semanas para que comience el nuevo campeonato del mundo, aunque supongo que dentro de poco encontrará ese patrocinador que falta.

YamahaEl fallo que cometió Valentino Rossi el año pasado en la última carrera y que le impidió llevarse su octavo campeonato del mundo, ha hecho que no exista ninguna empresa que apueste por este equipo, y más teniendo en cuenta el cambio de cilindrada de las motos, y viendo como van las Hondas, que va a ser el rival a batir por todos.

Pero el piloto italiano ya ha propuesto un patrocinador, consiste en una pollería, la cual ya hizo publicidad hace un tiempo en una carrera, pollería Osvaldo, pero de momento no hay nada definido, e incluso “ill doctore” ya ha pensado que la publicidad puede ir detras de la moto como si fuera unas alas y sus botar ir pintadas como si fuera unas patas de pollo a este paso también puede pedir patrocinio a desatascos Valencia.

Todo un espectáculo este italiano pero si es cuestión de sacar dinero todo interesa, así que me parece que los del equipo de Yamaha estudiará la oferta que le ha hecho su jefes de fila.

Lewis Hamilton volvió a lucirse en la lluvia

Lewis Hamilton volvió a lucirse en la lluvia, como en Japón 2007, ganó por primera vez en Silverstone y es uno de los tres punteros del Mundial a mitad de temporada. Debacle de Ferrari: sólo sumó con Kimi.

HamTenía que ser bajo una lluvia por momentos intensa el día en que Lewis Hamilton limpiara su historial más fresco. El moreno ya convenció al mundo que cuando el piso está mojado es difícil vencerlo. Pasó en el GP de Japón el año pasado. Sucedió este año en Mónaco y aplastó ayer en Silverstone, la pista en la cual, tal vez, haya dado más vueltas. Porque esa pista está en Inglaterra, la tierra donde nació y donde hizo la mayoría de sus prácticas antes de ser piloto oficial de McLaren.

“Reconozco que por primera vez sentí una enorme presión encima, al punto que por la mañana no estaba bien y sólo el apoyo de los hinchas me dio la energía necesaria para afrontar una carrera que todos sabían que sería durísima”, reconoció Hamilton, que venía de embestir en boxes a la Ferrari de Räikkönen, en Canadá, y de sufrir sanciones en Francia por errores de manejo. Los periódicos ingleses no dudaron en llamarlo “lew silly boy” (muchacho estúpido) y también despectivamente “conejo”, por su supuesta torpeza e inocencia. “Esa atención morbosa de los medios hasta me provocó problemas familiares, por eso les dedico este triunfo a mi familia y amigos, porque ellos soportaron estas cosas”, afirmó visiblemente relajado. Un gesto inusual mostró la tensión que Hamilton estaba soportando, cuando su padre Anthony se acercó a su auto minutos antes de la largada y le habló largamente, mientras le acariciaba el casco en un gesto de ternura.

Con 120.000 espectadores que no veían ganar a un piloto inglés desde aquella victoria de Johnny Herbert en 1995, la respuesta de Hamilton a esas críticas se vio desde el arranque, cuando desde la segunda fila casi toma la punta, al doblar a la par de su compañero Kovalainen, quien lo dejaría pasar en el quinto giro. La lluvia, en algunos pasajes torrencial, condicionó las estrategias y la conducción de los pilotos. Webber, por ejemplo, desde el 2° puesto de partida quedó último tras un trompo en el primer giro.

La decisión determinante ocurrió en la vuelta 21 sobre un total de 60, cuando Räikkönen acosaba a Hamilton, a poco más de un segundo de distancia. Ambos entraron juntos al primer repostaje, pero Ferrari optó por mantener las mismas gomas y el finlandés tuvo serias complicaciones con su auto. Hamilton, con neumáticos intermedios, en cambio, comenzó a sacar ventajas inalcanzables de hasta seis segundos por vuelta. Nick Heidfeld no pudo hacer otra cosa que conformarse con el segundo puesto y llegar a más de un minuto. Peor le fue a su compañero, Robert Kubica. El polaco venía quinto con su BMW hasta que sufrió un veloz despiste.

“En las últimas vueltas rezaba por lo bajo y no veía la hora de cruzar la llegada. Sentía como que una tenaza me apretaba el estómago. La carrera parecía no terminar nunca y la amenaza de un error estaba siempre al acecho. Había momentos en que ni veía por los espejos retrovisores”, contó con sinceridad Hamilton, que sí tuvo un leve desliz cuando llovía torrencialmente, al hacer varios metros por el pasto con el McLaren. Pero pudo volver al asfalto.