El lujo de Velántur Cars

La industria automovilística española siempre ha sufrido a lo largo de las décadas un cierto complejo de inferioridad ante el poderío y la majestuosidad que brotaba de industrias como la italiana, la alemana o la francesa. Con Seat como uno de los pocos orgullos patrios, España ha sido incapaz de tener su propio tejido de marcas de coches.

Pero ahora la irrupción del vehículo eléctrico en el mercado está permitiendo que una empresa española con sede en Linares, Jaén, esté definiendo un plan ambicioso de industrialización. Nos referimos a la compañía Velántur Cars, que en apenas unos meses tiene pensado poner en circulación el primer vehículo eléctrico con sello lujoso con fabricación enteramente española.

Porque coche de lujo y coche eléctrico son dos coordenadas que perfectamente pueden coincidir. Después de casi dos años de esforzado trabajo, Velántur Cars tiene ya preparados sus dos primeros prototipos, que se encuentran en el periodo de pruebas previo a la homologación y al lanzamiento definitivo. Las fases de desarrollo, prueba y preparación parecen estar llegando a su fin para Velántur Cars, una empresa que cuenta con la unión de la marca Navarra Jofemar y de la firma andaluza Retrofactory. Las instalaciones de la mítica Santana Motor, otro orgullo patrio en la fabricación de coches, están sirviendo como escenario para el desarrollo del nuevo vehículo.

La primera versión que verá la luz será la de un coche con capacidad para circular por más de 400 kilómetros. Sus prestaciones serán similares a las de modelos con motor de combustión que andan en torno 180 caballos. El prototipo de Velántur Cars es capaz de pasar de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de ocho segundos. Sus baterías se podrán cargar por completo en apenas media hora, lo que supone una contribución más a mantener el medio ambiente. Velántur Cars ha apostado además por un coche de lujo con un diseño más que hermoso y vanguardista.