Un diluvio quita espectáculo a las 500 Millas de Indianápolis

Una de las carreras más esperadas de la temporada tuvo un invitado nada especial, y encima hizo que la carrera perdiera mucha vistosidad y espectáculo, puesto que muchos pilotos no quisieron arriesgar por miedo a tener una accidente, y es que la carrera estuvo suspendida más de tres horas por la fuerte lluvia que caída, y al final los pilotos solo dieron 166 vueltas de las 200 que se tenían que dar, por lo que los espectadores se quedaron sin ver las últimas 34 vueltas.

500 indiDe todo esto se aprovechó el escocés Dario Franchiti, pero es que el piloto escocés se puede dar por satisfecho al ganar una carrera que nunca pensó que podía ganar, puesto que la suerte le vino de carerra, puesto que cambio la rueda derecha cuando el cielo comenzaba a taparse, y eso benefició a la carrera que realizó, puesto que arriesgó mucho con la lluvía y se pudo poner primero, por delante de Tony Kanaan y Sam Hornish Jr qeu iban primero y segundo respectivamente.

La representación femenina la encabezó Danica Patrick que estaba haciendo una carrera muy buena, incluso llegó a rodar segunda en la clasificación, pero la lluvía hizo que arriesgara mucho menos y quedara en octava posición, en la décimooctava entraba Sarah Fisher y la última Mikka Duno tuvo que retirarse al chocar contra una pared del circuito.